La cocción en el microondas

La cocción en el microondas

Hoy quiero daros algunos trucos y consejos para que podáis dar más uso a un electrodoméstico que en la mayoría de las casas solamente se utiliza para calentar la leche del desayuno o para recalentar los platos que se han quedado fríos. Con estos nueve consejos para usar más tu horno microondas, es posible que a partir de ahora utilices más a menudo este práctico aparato.

arroz sanfaina preparaciòn en microondas

cocina tradicional y creativa para preparar en el microondas y el punto final hacer en la paella

La cocción en el microondas tiene muchas ventajas ya que en este aparato se simplifican los procesos y se acortan los tiempos de preparación. Cuando se utilizan los envases adecuados, el micro realiza una cocción “al vapor” de modo similar a los papillotes. Además de su rapidez y limpieza, es un método de cocina muy seguro ya que no se utilizan fuegos ni se nos puede olvidar encendido, como los fuegos de otros métodos de cocina.

Nueve consejos para usar más tu horno microondas

1. Conoce bien tu microondas. Haz pruebas hasta dominar los tiempos de modo intuitivo

Siempre que voy a casa de mi madre, me ofrece un café con leche y al calentar la leche, siempre me queda demasiado caliente, aunque uso los mismos tiempos que en mi casa. Y es que cada microondas es un mundo. La potencia no es igual, la marca es distinta y probablemente el material de mis tazas y las suyas no es el mismo. Por eso insisto en que lo mejor es experimentar y tener un buen ojo para calcular los tiempos y potencias. Al principio, haremos pruebas y tendremos que ir alargando o acortando los tiempos de cocción, hasta tener una buena idea aproximada de los tiempos y potencias necesarias.

2. Utiliza siempre recipientes y envases adecuados para el microondas

No todos los materiales de menaje son aptos para la cocción en el microondas. Algunos materiales contienen metales que producen un rebote de las ondas y se recalientan o echan chispas dentro del horno. Hoy en día es muy fácil encontrar todo tipo de accesorios para cocer pasta o arroz, cocinar en estuches de vapor carnes y pescados o envases especiales para cocer huevos.

Merece la pena adquirir solamente los que tengan un uso más frecuente porque serán los únicos que usarás. Yo tengo cacerolas de silicona para cocer arroz, estuches de silicona para cocer carnes o pescados al vapor y un estuche grande para asar pollos o piezas de carne.

Además, los productos de Pyrex o de vidrio apto para microondas son también muy buenos para cocinar o recalentar. Necesitarás una fuente, una cazuela profunda de vidrio, algunos contenedores pequeños y vasos para hacer flanes o postres en tamaño individual.

3. Los alimentos que vayas a usar para sofritos, rellenos o posterior triturado se hacen antes si los cortas en porciones pequeñas.

Parte siempre los alimentos en porciones menudas porque cuanto más pequeña es la comida, menos tiempo necesita para su cocción. Además, evita poner los alimentos en el centro del plato giratorio, es mejor si los repartes por toda la superficie, lo cual también acortará el tiempo de cocción con el consiguiente ahorro energético y de tiempo en la cocina.

4. Cuando cocines en el microondas, deja tiempo para que la comida repose antes de servirla

Los alimentos tras su paso por el microondas pueden seguir cocinándose durante uno o dos minutos más, incluso al sacarlos a temperatura ambiente. Gracias a eso podemos reducir los tiempos de cocción y dejar que carnes y pescados por ejemplo, se terminen de cocinar durante el reposo. Además así evitas el riesgo de encontrar zonas menos cocinadas o de quemarte si se cocinó de más.

5. Los pescados quedan de lujo al cocinarse en el microondas

Aunque no tengas estuches especiales para pescado, basta poner un filete o lomo de pescado en un plato, sazonarlo y barnizarlo con un poco de aceite de oliva y cubrirlo con un film de cocina. Hacemos un agujerito o dos para que el vapor pueda tener salida pinchando con un cuchillo y lo cocinamos dos minutos a potencia media. (Adaptar los tiempos al tamaño del pescado y a la potencia de vuestro equipo) En todo caso, quedará perfecto en muy poco tiempo.

6. Cocina pollo en el microondas

Si quieres cocinar pollo, el microondas es perfecto por su rapidez y porque si lo haces bien, queda muy similar al pollo asado en horno tradicional. Para ello, necesitarás que tu microondas tenga funcion microondas+grill. Puedes utilizar esta tabla de tiempos como referencia, aunque como siempre digo, tienes que adaptarla a tus propios tiempos dependiendo de cómo sea tu horno microondas.

Un pollo entero tarda en asarse entre 15 y 18 minutos. Abre el microondas a mitad de la cocción y dale la vuelta para que el pollo se cocine por ambos lados de forma homogénea. Antes de cocinarlo, puedes barnizar el pollo con un mejunje hecho con miel, pimentón, salsa soja, y algunas hierbas aromáticas, para que quede más sabroso.

Si el pollo está partido en presas (pechugas, muslos, contramuslos y alas) los tiempos se reducirán entre 5 y 6 minutos. Utiliza siempre recipientes de vidrio o silicona que tengan tapa que además de ser más limpios, ayudarán a conservar la humedad del pollo, quedando muy jugoso. Al finalizar, puedes quitar la tapa o abrir el estuche para que la carne también se dore.

7. Primero descongelar y luego cocinar

Todos los hornos microondas tienen una función de descongelar, una tarea que acelera el descongelado a temperatura ambiente, pero que se hacer despacio y a baja potencia. Sin embargo, muchas personas meten el alimento congelado en el microondas y lo ponen a potencia máxima para cocinar directamente el alimento congelado, de forma que éste pase del congelador a la mesa, lo cual es un error.

Lo ideal es hacerlo en dos tiempos, es decir, primero usamos el microondas a baja potencia para descongelar los alimentos, -dándoles la vuelta a mitad del proceso-, y después usaremos el microondas para cocinar el producto como si fuera fresco, o lo llevaremos a la cocina para freír, etc en caso de que solo quisieramos descongelar.

8. Utiliza también el microondas para desinfectar estropajos y balletas

Uno de los usos que más me gusta del microondas es su capacidad de eliminar las bacterias de los estropajos, balletas y paños de cocina. No hace falta añadir lejía o detergente lavavajillas. Basta con meter los trapos y estropajos aclarados y dejarlos a máxima potencia durante 4 minutos. La alta temperatura mata las bacterias y nos deja más tranquilos.

9. Algunas ideas y recetas para cocinar en el microondas

Por si os apetece ver algunas de sus posibilidades, aquí os dejo algunas recetas que hemos cocinado en el microondas en Directo al Paladar:

Con todas estas ideas, trucos y consejos, espero que vuestro microondas sea a partir de ahora un electrodoméstico de los que utilicéis más a menudo, y no solo para calentar el desayuno.

Anuncios

El papillote, cocina sana y muy fácil

El papillote, cocina sana y muy fácil

Esta técnica culinaria respeta el valor nutritivo original del alimento, además de contribuir a la creación de platos jugosos, sabrosos y aromáticos.

El papillote es una técnica culinaria sencilla, rápida y muy respetuosa con el valor nutricional de los alimentos. Estos se empaquetan en papel de estraza o similar y se cuecen en su propio jugo en el horno a una temperatura media, previo calentamiento, y durante pocos minutos. Esta curiosa forma de cocinar recurre a las técnicas del horneado, el braseado y la cocción al vapor, una combinación idónea cuyo resultado es la obtención de recetas aptas para dietas bajas en calorías y grasas. Además, se resalta el sabor natural de los ingredientes, se potencian los aromas y el resultado final es un plato sabroso y jugoso. A continuación se detalla en este artículo cómo cocinar al papillote, qué papel utilizar para ello y qué alimentos son los más adecuados para hacer con esta técnica.

Cómo se cocina al papillote

Para elaborar un alimento en papillote, se coloca sobre el papel -recortado en forma rectangular- y se engrasa con un poco de aceite. A su lado se extienden las verduras, se sazona y se aromatiza con hierbas o especias. Si se opta por el papel de estraza, antes de cerrar el paquete se deben pintar los extremos del envoltorio con clara de huevo batida, que al coagular lo dejará sellado. Si el envoltorio no queda hermético, se escapan los jugos, el aroma y el calor.

Una vez preparados los paquetes, con espacio suficiente para que los alimentos queden sueltos en el interior, se introducen en el horno precalentado y se deja cocer a una temperatura de 180 ºC, entre 10 y 30 minutos en la mayoría de las preparaciones. La manera más simple de saber si la cocción está terminada es observar cuándo se hincha el papillote.

Los alimentos asados en papillote se cocinan en su propio jugo, de manera que es casi innecesario el aliño posterior. Las sales minerales que proporcionan el sabor al alimento se conservan en su totalidad, siempre que se consuma también el jugo de cocción. Como no se mete el alimento en agua y la temperatura que alcanza el interior es moderada, se pierde menos cantidad de vitaminas solubles en agua y sensibles al calor. Los ingredientes cocinados en papillote mantienen mejor la humedad, lo cual les confiere una textura más tierna y sabrosa que la de alimentos hervidos o asados. Los aromas también se conservan mejor que con otras técnicas, al quedar encerradas las partículas que los producen. Cuando se cuece al vapor y en tiempos cortos, los alimentos mantienen una textura “al dente”.

Qué papel elegir

El envoltorio más común empleado para embalar los alimentos es el papel de estraza, si bien pueden cocinarse empaquetados en hojas de lechuga, de col o de parra. El papel más recomendable es el papel de estraza, utilizado para embalar. El vegetal o sulfurizado no es conveniente debido al tratamiento químico al que se somete durante el proceso de fabricación. El papel de aluminio cuenta con la garantía de un cierre seguro, pero en contacto con condimentos y alimentos ácidos o especiados puede agujerear el paquete y formar sales de aluminio que intoxican el alimento. Otra posibilidad son las bolsas especiales para la cocción, fáciles de usar y que resisten las altas temperaturas.

Los alimentos apropiados para cocinar al papillote

En general, los alimentos que se emplean para la cocción en papillote son las verduras de sabor pronunciado como brécol, coliflor, setas o espárragos, aunque esta técnica admite todo tipo de vegetales. Los pescados, tanto blancos como azules, son junto con las hortalizas los alimentos más habituales entre las recetas de papillote, desde salmón, filetes de lenguado, merluza limpia de espinas y piel, trucha e, incluso, marisco como mejillones, vieiras, langostinos y bogavantes. Las carnes blancas fileteadas, troceadas o deshuesadas como el pollo, el pavo o el conejo, también resultan idóneas. Esta técnica es útil para cocinar frutas, siempre y cuando todas sean de igual o similar dureza y el tipo de corte empleado sea el mismo.

Los alimentos cocinados en papillote son más tiernos y sabrosos que los hervidos o asados

Al cocinar el papillote, los ingredientes deben tener el mismo punto de cocción, ya que si se introduce un pescado fino junto con una verdura muy dura, cuando el pescado esté cocinado, el vegetal todavía no lo estará. Como el papillote no se puede abrir y cerrar de nuevo, se ha de conseguir que todos sus ingredientes se cuezan al mismo tiempo. Para ello, se cortarán en trozos pequeños y del mismo tamaño.

Los cortes más habituales para las hortalizas son la juliana (en finas tiras), la media luna para las zanahorias y el corte en paisana para las judías verdes. Si los vegetales son muy tiernos y blandos, se pueden partir en trozos grandes. Los más duros se trocearán menudos o se escaldarán unos minutos antes. En el caso de alimentos muy jugosos, no será necesario añadir ningún líquido.

  •  Verduras. Cuando se cocinen verduras duras o fuertes de sabor, será apropiado que, antes de envolverlas, se les dé un hervor con agua hirviendo y sal durante unos dos minutos o saltearlas con un poco de aceite de oliva y sal. Así se consigue que estén semicocidas y se terminen de cocer en el horno. Son sugerencias las recetas de papillote de verduras, con ingredientes tan variados y coloridos como calabacín en rodajas, zanahorias en juliana, judías verdes, setas y espinacas, o con verduras de temporada, como la coliflor y la calabaza. En el tiempo de cada verdura se pueden emplear los papillotes como guarnición de platos de pescado, carnes o huevos, como la receta de calabacín y berenjena, de puerros en su propio jugo, la original de setas con jamón o la de alcachofas al limón.
  • Recetas de pescados. En 10 minutos están listas las siguientes recetas de pescados: una sencilla merluza, un salmón con gambas o con verduritas, mero con cebollitas, pescados de temporada como la caballa o verdel, suculentos lomos de dorada, salmonetes con setas, judías verdes y espárragos trigueros o una trucha con tomate.
  • Platos de frutas. Un punto de calor puede resultar el toque agradable para servir una deliciosa receta de frutas al papillote. Además, el calor favorece que parte del azúcar de las frutas caramelice, lo cual endulza más el plato. Las piezas sueltas, como la manzana, la pera o el melocotón, resultan sabrosas, al igual que si se preparan en forma de macedonia de frutas de temporada, como melocotones, fresas y manzanas.

Escudella de blat de moro escairat

Escudella de blat de moro escairat

Blat de moro escairat

El blat de moro és una gramínia originària d’Amèrica que s’introdueix a Europa al segle XVI. El conreu del blat de moro a la comarca del Berguedà es remunta al segle XVIII. Tradicionalment aquest cereal es plantava a terres de guaret i els pagesos tenien interès en el seu conreu per l’alta rendibilitat del producte i pels baixos costos que els suposava a l’hora de pagar al senyor.

La varietat de blat de moro que es coneix com a blat de moro escairat té un color blanc característic que s’aconsegueix mitjançant el procés d’escairar, que no és res més que pelar o treure la pellofa al cereal, acció que es realitza en molins especialitzats. S’obté de la manipulació d’una varietat antiga de blat de moro que es conrea a l’Alt Berguedà, de la qual no es coneix l’origen. Abans d’ésser consumit, cal posar el gra en remull el dia abans i rentar-lo amb aigua abundant abans de coure’l. La tradició de menjar escudella de blat de moro escairat pel dia de Nadal a la comarca del Berguedà, n’ha garantit la continuitat.

Ingredients

300 g deblat de moro escairat
200 g de mongetes seques
1 careta de porc
1 cua de porc
1 peu de porc
1 llenca de sagí salat
1 os de pernil
1/2 gallina
75 g de camagrocs
aigua
sal

Preparació

La nit abans, deixeu  en remull el blat de moro escairat i les mongetes seques. L’endemà, esbandiu bé el blat de moro i, en una olla amb força aigua, poseu-lo a coure a foc mitjà juntament amb la careta, el peu i la cua de porc, el sagí, l’os de pernil, la gallina i una mica de sal. Al cap d’aproximadament tres hores, retireu el tall de l’olla i aboqueu-hi les mongetes. Mitja hora abans d’acabar-ne la cocció el blat i les mongetes siguin cuits, compteu de quatre a cinc hores en total, rectifiqueu-ho de sal i torneu a posar-hi el tall, que servireu a part de la sopa. Poc abans de servir, salteu els camagrocs en una paella amb un raig d’oli i escampeu-los per damunt del tall.

També li poden interessar les següents receptes

Romescada de peix i Marisc

ROMESCOTARRAGONARomescada de peix i Marisc

El plat que us presento avui és una recepta típica de la costa del sud de Catalunya.
D’aquí prové la gran salsa romesco, autèntic estendard de mítiques receptes com l’amanida de xató o els calçots.
A més aquesta salsa se li pot donar altres usos culinaris i casa molt bé amb pasta o amb peix.
És una recepta similar a la sarsuela de peix però amb el valor afegit de la salsa romesco.
 
Ingredients i elaboració per a 4 persones


4 rodanxes de rap.
4 rodanxes de lluç.
4 gambes.
4 escamarlans.
20 musclos.
1 llamàntol.
2 cebes tallada petita.
4 tomàquets triturats.
Sal, pebre, oli d’oliva.

Salem el peix i l’en harinamos.
Sofregim en una cassola per els 2 costats.
Retirem i reservem.
En el mateix oli sofregim els escamarlans el llamàntol trossejat i les gambes.
Retirem i reservem.
Coem al vapor els musclos fins que s’obrin.
Els traiem una pela i reservem.
Amb el mateix oli sofregim la ceba amb 2 grans d’all laminats.
Afegim els tomàquets triturats i deixem que sofregeixi bé.
Sofregim els caps de les gambes i les piquem amb l’ajuda d’una mà de morter.
Afegim 1/2 litre d’aigua i deixem bullir 20 minuts.
Triturem i colem pel xinès.
Posem tot el peix i marisc ben posat a la cassola.
Posem el romesco per sobre i el brou dels caps de gambes.
Deixem que faci xup-xup 5 minuts i retirem.
Si es desitja es pot setinar al forn uns minuts.

Ingredients i elaboració de la salsa romesco


4 nyores, 20 gr. d’avellanes, 30 gr. d’ametlles.
1 cap d’alls, 4 tomàquets madurs ben vermells.
4 llesques de pa, oli d’oliva verge extra, Vinagre de xerès, sal

Per fer la salsa posem al forn preescalfat a 180 graus les avellanes, les ametlles, el cap d’alls partida per la meitat, els tomàquets i el pa i a mesura que es vagin torrant anem traient.
Posem una mitja hora les nyores en remull en aigua tèbia.
Triturem els ingredients del forn i afegim les nyores estovades. Colem pel xinès.
El que ens quedi posem l’oli d’oliva a poc a poc com si fos una maionesa.
Si queda molt espès li posarem aigua del remull de les nyores. Posem un rajolí de vinagre i acabem de batre. deixem refredar

¡¡¡BON PROFIT !!!

Filet lluç amb salsa cítrica amb gingebre

dsc03442-filet-lluc-amb-salsa-citrica-amb-gingebreFilet lluç amb salsa cítrica amb gingebre

ingredients


1/2 tassa de suc de taronja fresc
2 cullerades de suc de llimona groc
1 cullerada d’oli d’oliva
1 ratlladura de taronja
1 ratlladura de llimona
1/2 culleradeta de gingebre ratllat
1 mica de pebre caiena
4 filets de lluç blanc gruix
1 ceba
pebre al gust
vi blanc

Com preparar el filet de peix amb salsa de cítrics amb gingebre
En un bowl, barregi el suc de taronja, suc de llimones, oli d’oliva i ratlladura de taronja i llimona. Afegiu el gingebre ratllat i el pebre caiena.
Poseu els filets de peix en una font i assaonar amb sal i pebre.
Poseu la meitat de la barreja de sucs sobre el lluç i assegureu-vos que es cobreixin bé. Deixi marinar a la nevera per 30 minuts.
Preescalfeu el forn a 200 º C.
Traieu la font amb el peix de la nevera i afegiu 2 cullerades d’aigua.
Hornee fins que els filets estiguin tendres i cuits, entre 10-15 minuts segons el gruix del peix.
Mentrestant, poseu la resta de la barreja de sucs i vi en una olla sobre foc alt i redueixi a la meitat i afegim la ceba picada i pocheda.
Serveixi el plat amb aquesta salsa reduïda i amb menta picada si ho desitja.

¡¡¡ BON PROFIT !!!

Romanescu con bechamel de curry

dsc03437-romanescu-con-bechamel-de-curryRomanescu con bechamel de curry

Ingredientes:
– 1 Romanescu de 1200 kgs aproximadamente.
– 100 grs de taquitos de bacó fumat.
– 5 dientes de ajos laminados.
– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
Para la bechamel de curry:
– 1 cucharada de mantequilla.
– 1 cucharada de harina.
– 200 ml de leche caliente.
– 1 cucharada rasa de curry en polvo.
– Un poco de nuez moscada rallada.
– Un poco de pimienta recién molida.
– Sal al gusto.

Preparación:

  Cortamos las hojas y el tronco del romanescu, lavamos bien bajo el agua y ponemos los ramilletes a cocer en agua hirviendo con sal hasta que este tierno unos 10 minutos aproximadamente. Debemos tener cuidado de no cocerlos demasiado porque se deshace su forma característica. Una vez cocido escurrimos y apartamos.
  Mientras calentamos en una sartén el aceite de oliva, una vez caliente el aceite añadimos los ajos laminados. Una vez dorados, los ajos, añadimos los taquitos de bacó, damos unas vueltas y apartamos del fuego.
 Bechamel de curry: 
  Calentamos en una sartén honda la mantequilla, una vez derretida añadimos la harina; damos una vueltas para que se tueste un poco y vamos agregando poco a poco la leche. Es importante no dejar de mover la preparación para que no salga grumos, es bueno de ayudarse de unas varillas. Una vez que va tomando consistencia, añadimos el curry, la nuez moscada, la pimienta y la sal, vamos moviendo la preparación hasta que todo esté integrado, damos un hervor y apartamos del fuego.
  En una fuente de horno, colocamos los ramilletes del  romanescu, salseamos con la bechamel de curry y esparcimos  el refrito de ajos y bacó junto con su aceite.
Llevamos al horno y gratinamos unos 3 minutos a 200º

Pollastre rostit amb cítrics i herbes aromàtiques

dsc03421Pollastre rostit amb cítrics i herbes aromàtiques

ingredients

• un pollastre a trossos
• 4 grans d’all finament picats
• 1 ceba finament tallada en juliana
• suc llimona i taronja
• mig gotet dels de vi
• 1 ceba finament tallada en juliana
• 1/2 culleradeta de farigola
• 1/2 culleradeta d’herbes provençals
• Sal i pebre acabat de moldre

preparació
1. Preescalfa el forn a 210 º
2. En un bol petit barreja el AOVE, all, sucre, sucs de llimona i taronja, pebre vermell, ceba en pols, la sal i el pebre.
3. En una font de forn col·loca el pollastre amb les pells cap amunt i aboca per sobre la barreja anterior donant unes voltes al pollastre perquè s’impregni bé per tot arreu.
4. Col·loca les rodanxes de llimona, taronja i la ceba per sobre, sota i al voltant del pollastre. Que estigui una mica per tot arreu perquè el pollastre agafi bé els aromes i sabors.
5. Empolvora amb les espècies (farigola i herbes provençals).
6. S’enforna sense tapar durant al voltant d’una hora.
7. Pots afegir herbes fresques picades en el moment de servir.

¡¡¡ BON PROFIT !!!